I CONFERENCIA AUTONÓMICA DE ALCOHOLISMO

La primera conferenc001ia autonómica sobre alcoholismo, que ayer acogió el centro cultural Marcos Valcárcel, sirvió para conocer casos reales de lo que esta enfermedad ha supuesto de pérdidas personales, afectivas y económicas, para muchas personas. Los testimonios dados por miembros de Alcohólicos Anónimos -organizadores de la jornada- llegados desde varios puntos de Galicia dejaron clara la magnitud de un problema que llega impulsado muchas veces por la complicidad social, pero que siempre acaba con el rechazo y la estigmatización de esa misma sociedad.jpg

De ambas cuestiones, la permisividad y el estigma, habló Miguel Santalices. El presidente de la comisión de Sanidade del Parlamento Gallego, que se mostró preocupado por la incidencia de los consumos excesivos de alcohol en edades tempranas que pueden derivar en adicciones, reconoció la necesidad de un mayor apoyo institucional a entidades como Alcohólicos Anónimos. Un apoyo que ellos demandan pero «sin subvencións», como le plantearon al propio Santalices que se comprometió a «ver cómo os podemos axudar para que poidan desenrrolar mellor o seu traballo».

Gerardo Flórez, psiquiatra de la Unidad de Conductas Adictivas del CHUO, recordaba también que el rechazo social impone una dificultad añadida para que el paciente acepte el diagnóstico de su enfermedad «y conseguir que la gente se adhiera al tratamiento se hace más complicado». Más de la mitad de los casos de adicciones que llegan a ese servicio sanitario en Ourense (60 %), están relacionadas con el consumo de alcohol. Recordó que no se trata de un problema que se resuelva con una intervención única «que sea totalmente satisfactoria». Apuntó que además del abordaje médico, tanto desde el aspecto fisiológico que trata los daños en órganos como el corazón, el páncreas o el hígado; como psiquiátrico por la alteración del funcionamiento del cerebro y el componente adictivo, las opciones como los grupos de autoayuda que plantea el colectivo de Alcohólicos Anónimos «pueden ser favorables para muchas personas, en función de su situación».

En la cita también intervinieron el médico y vicepresidente de la Diputación, Rosendo Fernández, Luz Cosadel servicio de Dependencia de la Xunta y el fiscal de Violencia de Género, Julián Pardinas.

Este último explicó conceptos jurídicos asociados al consumo de alcohol, como la eximente de embriaguez, circunstancias semieximentes y atenuantes, y la influencia que tiene en la penalidad y la responsabilidad criminal. Julian Pardinas recordó que «en los casos por ejemplo de violencia de género hay una incidencia importante relacionada con el consumo de alcohol».